¿Qué es el Lince ibérico?

El Lince ibérico (Lynx pardinus) es el felino más amenazado de la Tierra. Su pelaje presenta motas y tiene unos pinceles negros característicos en las orejas. Asimismo, presenta en el extremo de la cola una bola negra. Esta especie posee cuatro uñas retráctiles como, por ejemplo, los gatos. Es decir, pueden ocultarlas del exterior, lo que les favorece para no sufrir un desgaste tan elevado como ocurriría si estuvieran siempre fijas (las utilizan en momentos puntuales, como en la caza). Los linces tienen una esperanza de vida de aproximadamente 13 años.

Área de distribución

A lo largo de la historia, ha ocupado prácticamente toda la península. En el siglo XX, se produjo una disminución de su área de distribución. Llegando a encontrarse, en la actualidad, en tan solo 2 poblaciones aisladas: Doñana y Sierra Morena, entre las cuales no llegaban a juntar más de 100 ejemplares adultos.

Para establecerse en un área es muy selectivo y prefiere zonas de monte mediterráneo con refugio abundante.

Reproducción

Las hembras crían una vez al año. La primera reproducción se da entre el tercer y cuarto año de vida. El celo tiene lugar entre los meses de diciembre y febrero. El parto ocurre entre marzo y abril, pudiendo nacer entre 1 y 4 crías, de las cuales, en los primeros meses solo sobreviven 1 o 2.

Algunos jóvenes subadultos de la camada del año anterior permanecen y colaboran con la crianza de nuevos cachorros de su progenitora. Una vez que son adultos se vuelven solitarios y en ocasiones se producen peleas para acaparar el mayor número de hembras con las que copular.

100% recomendable visualizar en el periodo reproductivo el vídeo en directo facilitado por el centro de cría:

¿Qué come el lince ibérico?

Son carnívoros estrictos, solo consumen presas recién cazadas. Se trata de una especie estenófaga, es decir, su dieta está especializada y tiene bien definida las especies de las que se alimenta. Su pieza fundamental de alimento es el conejo de monte, el cual representa un 90% de su alimentación. El resto de la dieta se completa con aves, como la perdiz, y pequeños ungulados, se han constatado casos en los que se han alimentado de corzos pero no es lo habitual.

Tiene una poderosa mandíbula, con grandes caninos. Son digitígrados, apoyan únicamente los dedos, lo que les confiere una mayor velocidad con una elevada importancia en la caza.

Poseen una vista excelente, de la que dependen en gran medida para su alimentación.

lince-iberico-roca
Fuente. Naturoots

Ecología

Se establece en monte mediterráneo con abundante refugio y un mínimo de aproximadamente un conejo por hectárea. En las áreas con una densidad baja de matorral disminuye la capacidad de carga para el lince.

Su hábitat es muy importante para que tenga éxito, ya que sus herramientas de caza y complexión le otorgan un diseño perfecto para moverse sin ser visto en este medio en concreto.

Defiende territorios de menor superficie que les garantice el alimento para subsistir. Cuanto mayor sea la calidad del hábitat, menor será el territorio que proteger. Marca su territorio con señales olorosas: orina, acumulación de heces en letrinas, ect.

Curiosidades

1) En el tercer mes de vida, tienen lugar peleas agresivas fraternales en las que se llega a producir la muerte de alguno de los hermanos si la madre no los separa a tiempo.

2) Los ejemplares de una edad avanzada son desplazados y se dispersan a grandes distancias donde finalmente mueren.

3) «Litio» es un lince que recorrió España de punta a punta, salió desde el Algarve de Portugal hasta llegar a Barcelona, lugar en el que fue capturado. ¿A qué se debe este desplazamiento? A veces los linces criados en cautividad no se adaptan y deciden caminar y caminar… Se han dado más casos, los cuales terminaron en atropellos. ¿Qué puede aportar esto a la conservación del lince? Da información de posibles corredores ecológicos. Estos pueden ser de utilidad en el futuro para que se produzca una conexión entre las distintas poblaciones de lince ibérico que se encuentren en la Península Ibérica.

retrato-lince-iberico
Fuente. Salvador Pons

¿Puede la caza beneficiar a una especie?

Es la pregunta realizada en muchos debates sobre si es conveniente y/o necesaria la caza de algunas especies. Se trata de un tema complicado, pero en este caso fue un punto histórico clave para que no desapareciera esta especie. El lince era considerado una alimaña, pero con un aumento de la concienciación, en gran parte gracias a la perspectiva que ofreció Félix Rodríguez de la Fuente, se consiguió incluir al lince ibérico dentro de la ley de caza de 1970. Pasó de poder ser cazado en cualquier época del año a cazarse en una época determinada, por ser considerada una especie cinegética. Esto al menos, supuso un aumento en la protección de la especie que finalmente se proclamó especie protegida tres años más tarde. Aun así, en la década de los 70, constan 300 ejemplares muertos por furtivismo.

Amenazas

Las principales amenazas son:

1- Desaparición de hábitat bien conservado.

2- Disminución de la cantidad del conejo de monte en las diferentes poblaciones, pieza clave en la cadena trófica de muchas especies.

3- Muertes no naturales: fragmentación del hábitat y muertes ocasionadas por el hombre. La amenaza con mayor impacto actualmente son los atropellos.

lince-iberico
Fuente. Antonio Montes

Conservación

Comenzó el primer proyecto LIFE, con fondos suficientes en 2002. En 2003, se pone en marcha el programa de cría en cautividad. En 2005 nace en El Acebuche la primera camada. En el periodo de 2002 a 2006 se consigue pasar de 94 ejemplares a 177.

El segundo LIFE comenzó en 2006. Desde 2009, se han realizado reintroducciones en zonas de distribución histórica. Aquí se encontraron con un problema grave, una enfermedad crónica en cautividad, la conocida como Enfermedad Renal Crónica (ERC) que se debía a que se les aportaba una dosis de vitaminas superior que la que fijaba el prospecto.

Simultáneamente, en Doñana tuvo lugar en el campo un brote de Leucemia Felina. Se capturaron machos y se les hicieron unas pruebas serológicas para detectar la enfermedad. Se descubrió que los machos eran los que presentaban más está enfermedad y observaron el brote coincidía con el celo, transmitiendo la enfermedad por la saliva en las peleas por acaparar más territorio. Los ejemplares que daban positivo eran retirados, mientras que los que daban negativo se vacunaron. Aun así en este LIFE se duplicó el área estable con refuerzo genético y en 2011 se contabilizaron más de 300 ejemplares.

El último LIFE, Iberlince 2011-2018. Pasó de estar considerada como especie en peligro crítico de extinción a en peligro de extinción en 2012, según la IUCN.  En 2016, había más de 400 individuos adultos en estado salvaje. En el último censo de 2018 se contabilizaron 650 ejemplares (más de 400 linces en Andalucía y algo más de 200 en el resto). Aquí el problema fue el desplome del conejo de monte, debido a otro brote de enfermedad hemorrágico-vírica.

Actualmente hay más de 800 linces en la Península Ibérica. Es muy importante llevar a cabo un seguimiento de las poblaciones, este se realiza con cámaras de fototrampeo, así se censan sus poblaciones y se analiza cómo se comportan. Asimismo, se utilizan collares con GPS en un gran número de ejemplares, de esta forma puede conocerse su caza ilegal, dispersión, rutas habituales, dónde están los puntos críticos en los que se producen atropellos o por dónde cruzan las carreteras.

El futuro se presenta con un nuevo LIFE que pretende conectar los núcleos de población y la presa. Hay que intentar que no disminuya la variabilidad genética, la cual de por sí ya es baja. Por ello, se debe intentar que se produzca intercambio genético entre los diferentes núcleos. 

En resumen, es fundamental trabajar cooperando en estas dos ramas:

Conservación in situ: establecer poblaciones saludables de la especie. Puntos clave:

1. Control y seguimiento de las poblaciones silvestres.

2. Manejo del hábitat.

3. Recuperación del conejo de monte. Se están iniciando programas en este ámbito.

Conservación ex situ: cría de animales para su reintroducción y animales cautivos como almacén genético. Existen 4 centros de cría en cautividad: La Olivilla, El Acebuche, Zarza de Granadillo (estos tres son españoles) y Silves (portugués).


1 comentario

Lobo ibérico - iberofauna.com · a las

[…] fue la causa? Que solo podía cazarse en determinadas épocas del año (como ocurrió con el Lince Ibérico). En ese momento su cifra aproximada era de 400 ejemplares en toda la […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *